W: Resize to find out!
H: Resize to find out!
Publicado hace: 11 años

Urban Dance: Tego Calderón, Daddy Yankee y Sean Paul en Lima

Si, claro, ¿qué hago yo en este concierto? pues digamos que es una de esas concesiones que uno hace en nombre del amor y que al final no resultan tan desagradables como podría pensarse.

La llegada a la explanada del estadio monumental se vió retrasada por el tráfico ocasionado por los asistentes al evento, esto sumado a que iniciamos nuestro viaje en la denominada «hora punta» es fácil imaginarse como se encontraban las pistas.

Por suerte una vez que descendimos del auto todo fue más fácil, las calles estában abarrotadas de gente que seguía la misma ruta que nosotros. Una vez en la puerta, y con mi ticket en la mano pasé a ser revisado por un elemento de seguridad «BOUNCER». Supongo que por el flujo de personas asistentes estaban un tanto apurados y por esa razón no abrieron mi bolsa, y solo la palparon, de haberlo sabido, hubiera podido llevar aparte de la cámara, algunos objetos que deje en casa pensando que serían requisados, talves algo de tomar, algo para comer, o quien sabe, una pistola? que clase de control es este?, en fin, gracias a esto es que no me quitaron las pilas de la cámara, ni tuve ningún problema para ingresarla, a diferencia de un amigo mio, a quien le quitaron las pilas en la entrada, claro que el elemento de BOUNCER, quería quedarse con la memoria de la cámara… y quien sabe que otros objetos, pero, de verdad no estaba permitido llevar cámaras fotográficas, porque en el boleto no lo vi escrito en ningun lugar.


Una vez adentro pudimos ubicarnos al lado derecho de la zona «Super Vip», dicho sea de paso, pienso que la organización del público debería ser como en otros paises, donde solo hay entrada general y VIP, la entrada general o campo, son los que estarán de pie, y los VIP quedarían detras, en las graderías. En fin, supongo que habrá gente que no este de acuerdo con este razonamiento.

Una cosa que imaginé, pero que igual me sorprendió fue el sobreprecio de los alimentos y bebidas en el interior del recinto, fue bastante doloroso llegar a pagar 4 soles por una miserable botella de agua, y sin decir que conforme avanzaba la hora, el precio se incrementaba, llegando a costar 5 soles la botella. Lo mismo sucedió con los cigarrillos, las gaseosas el pop corn (3 soles lo que normalmente cuesta 0.50), y las Red Bull vendiéndose entre 15 y 20 soles… un robo orquestado con alevosía, ventaja y zorna.

Volviendo al show, este empezó puntualmente, una cosa que me sorprendió gratamente, digno de agradecer, ya que llevabamos al menos dos horas de pie. El primero en salir a escena fué Tego Calderón, siendo sinceros, lo único que había oido de este señor era un pedacito de canción que pasaban durante los comerciales de promoción de este evento, pero su actuación me pareció bastante buena, y me gustó además que su show fue mas bien de corte «latin rap» y no solo reggaeton como yo había creido. Me queda de tarea buscar algo de su música para así poder dar una opinión con mayor conocimiento de causa. Lo que si puedo decir es que me gustó esta presentación, Tego Calderón me pareció muy carismático y sencillo, y presentó un buen espectáculo.

Ya para esta altura de la noche las diversas zonas se habían llenado, no un lleno total, pero si se veían bastante nutridas, y los empujones no se hacían esperar, por suerte que en el público había un gran número de mujeres (no se si la mayoría pero es posible), lo que hizo que los empujones no tuvieran grandes magnitudes, la mayoría de la gente estaba en su sitio cantando y bailoteando.

Los encargados de vigilar el orden, BOUNCER, también cantaban y bailaban al ritmo de algunas canciones, conversaban con el público, y dejaban que la gente se pasara cerca del baño de SUPERVIP a KANDAVU por 50 soles, no tengo idea de cuantas personas habrán pasado con esta modalidad, pero yo vi como mínimo a 3. Y claro, ya se me había ocurrido a mi que se podía pasar por esta zona cuando fui al baño antes de empezar el concierto, pero claro, me faltaba el detalle de comprar «el permiso» a los miembros de la seguridad.

Una vez terminada la presentación de Tego Calderón, y pasados unos minutos en los que se realizaron cambios en el equipo sobre el escenario, preparándolo para el siguiente artista de la noche, salió al ruedo el llamado «Cangri» (vaya palabrita), Daddy Yankee, desatando la histeria en las féminas cuyos gritos ya empezaban a taladrar las paredes de mis oidos.

De este elemento si había escuchado algunas canciones, no hay que buscar mucho, basta viajar en combi, pasear por las calles, pasar cerca de alguna fiesta, o escuchar la radio o la televisión; en muchos casos no sabía que el era el intérprete hasta esta noche, pero bueno, veamos como lo hace (el show, obviamente). A este punto ni yo mismo podía dejar de moverme de lado al lado, según como me empujaban, a veces es mejor dejarse llevar que luchar contra la corriente.

A pesar mis preferencias musicales, debo decir que fue uno de los mejores sino el mejor, «show» de la noche. De hecho que mucho tuvo que ver el factor que mencionaba antes, las canciones de Daddy Yankee suenan en todas las fiestas y son archi-conocidas, además de ser bastante más movidas que las de su predecesor; todo esto sumado a los efectos especiales, humo, luces, fuego, y los gritos del público, era fácil darse cuenta que estábamos en el climax de la noche. Tanto así que hasta los elementos de BOUNCER rebajaron sus tarifas, y ya no era necesario irse para el baño, ahora por la módica suma de 20 soles, cada uno de ellos miraba para un lado diferente mientras que la gente se pasaba por encima de la reja, por ahí se les escaparon un par de personas, a ls que luego fueron a buscar entre el público, para hacer el cobro respectivo… un trato es un trato.

Uno a uno fueron desfilando los temas más sonados de Daddy Yankee, y la gente no paraba de gritar y de bailar, y los BOUNCER no paraban de cobrar, hasta que en un momento les escucho hablando algo de que alguien se quitó la camisa y tenía una cámara, o algo así, cosa a la que no le presté mucha atención en ese momento, pero sí más adelante cuando un amigo mio pasó caminando por la zona KANDAVU, diciendo que buscaba a uno de los elementos de BOUNCER que le había robado la cámara fotográfica.

Obviamente el show se acabó en ese momento para mi amigo y su acompañante (la dueña de la cámara), de ahí se pasó el resto del espectáculo buscando al chico que tras tomar la cámara fotográfica de dos personas, se había quitado el chaleco de BOUNCER y se había confundido entre la gente, para luego desaparecer. Según me comentó mi amigo se quedó en el lugar hasta cerca de las 4 de la mañana tratando de identificar al ladrón en la formación al final del evento, cuando los elementos se acercan a recibir su pago, obviamente el delincuente no se apareció a cobrar y fué delatado por algunos de sus compañeros al enterarse de que no se les iba a pagar hasta que aparecieran las cámaras. Los organizadores del evento se comprometieron a llegar al fondo del asunto y hacer la devolución de los objetos sustraidos, pero sinceramente yo dudo mucho que esto suceda.

Volviendo al espectáculo, Daddy Yankee se encargó de mover a todos los asistentes, si bien es cierto que sus canciones no son de mi agrado, pero la puesta en escena y el manejo del público le valen haber sido la estrella de la noche.

Terminada la presentación de Daddy Yankee, al parecer surgieron unos problemas técnicos que impidieron que saliera a hacer el «encore», esto se prolongó bastante y me animaría a decir que fue poco más de media hora de para. Una vez, imagino, solucionado el impace, ya era imposible pedir que regresara el cangri, así que hizo su aparición Sean Paul, artista de quien había recibido las mejores opiniones, pero que sin embargo fue el que realmente me decepcionó.

De este artista había escuchado 2 o 3 canciones con anterioridad a este concierto, pero despues de escucharlo, me parece que es uno más de los artistas de estudio, aquellos que se caen cuando tiene que hacer una presentación en vivo, y es que, todo el show estuvo hecho principalmente por canciones que yo no conocía, y que no había escuchado nunca en mi vida, y que además a mi oido, estaban mal ejecutadas, mal estructuradas, y mal interpretadas, un desorden total, y no le encontraba el compás por ninguna parte a lo que este señor estaba dizque cantando (y fuera de tono aun).

Y asumno que no soy el único que piensa así, ya que la gente se mpezó a retirar del recinto cuando su show iba por poco más de la mitad, a ratos parecía que se corregía cuando entonaba una canción de las conocidas, pero terminada esta, más de lo mismo, creo que el 40% de las personas de la zona KANDAVU se había ido antes de que acabe de cantar. Y sobre el final, ya afónico Sean Paul nos regaló unos gritos desafinados productos de la afonía. Me sentí contento de que terminara un show que por momentos me recordaba una presentación de una banda de barrio. Así llegó a su fin una noche que lejos de ser lo que esperaba me dio varias sorpresas, algunas agradables y otras no tanto.

A la salida del concierto ya una experiencia demás conocida, miles de personas en la calle tratando de abordar un vehículo que los lleve a sus respectivos hogares.

viernes 13 de junio de 2008 a las 11:04

3 Responses to “Urban Dance: Tego Calderón, Daddy Yankee y Sean Paul en Lima”

  1. dandans dice:

    i luv sean paul :D

  2. daddy yankee te amo sos el mejor del mundo,el mas hermoso,el mejor cantante ,el rey y el mejor cantante nadie te puede sacar esa hermosura ni pasarte del mejor cantante por que vos ya sos el rey del reggaeton y de mi corazon lo que daria por estar serca tullo que suerte que tienen tus hijos esposa y familia de tener a algien en la familia tan bueno te votaria todos los años dias meses lo que sea para que seas el rey del reggaeton pero para mi siempre vas a aser el rey del mundo no se como esplicar lo tanto que te quiero pero con solo desirte que te quiero mucho te estoy disiendo que en un lugar de mi corazon estas vos besos ojala vinieras a rosario de vuelta chau

  3. jose antunez dice:

    que se puede esperar seguro eran gente de bouncer al mando de su ex jefe de operaciones…ROGER ROJAS CENTENO,pero vamos a antonio carreño quye es el dueño de esta empresa,que por estar cuidando a su esposa del trainer,descuida su trabajo

Dejar un comentario...