W: Resize to find out!
H: Resize to find out!
Publicado hace: 6 años

Sobre el socialismo…

Comparto esta historia que recibí en el correo electrónico, usualmente no suelo publicar o continuar este tipo de mensajes que a veces llegan en forma de cadenas, pero este me pareció gracioso y bastante bueno, deja super simple el planteamiento de algunos puntos de vista.

Una universitaria cursaba el último año de sus estudios en la Facultad. Como suele ser frecuente en el medio universitario, la chica pensaba que era de izquierda y, como tal, estaba a favor de la distribución de la riqueza. Tenía vergüenza de su padre. Él era de derecha y estaba en contra de los programas socialistas.

La mayoría de sus profesores le habían asegurado que la de su papá era una filosofía equivocada. Por lo anterior, un día ella decidió enfrentar a su padre. Le habló del materialismo histórico y la dialéctica de Marx tratando de hacerle ver cuán equivocado estaba al defender un sistema tan injusto.

En eso, como queriendo hablar de otra cosa, su padre le preguntó:

-¿Cómo van tus estudios universitarios?
-Van bien -respondió la hija, muy orgullosa y contenta-. Tengo promedio 9, hasta ahora. Me cuesta bastante trabajo, no voy a los fiestas, no salgo, no tengo novio y duermo cinco horas al día, pero, por eso ando bastante bien, y voy a graduarme a termino.

Entonces el padre le pregunta:
-Y a tu amiga Soledad , ¿cómo le va?

La hija respondió muy segura:
-Bastante mal, Sole no se si se gradue porque no alcanza el 6,(tiene 4 de promedio), pero ella se va a bailar, pasea, fiesta que hay está presente, estudia lo mínimo, y falta bastante… no creo que se reciba, por lo menos no este año.

El padre, mirándola a los ojos, le respondió:
-Entonces hablá con tus profesores y pediles que le transfieran 2,5 de los 9 puntos tuyos a ella. Esta sería una buena y equitativa distribución de notas porque así las dos tendrían 6,50 y aprobarían las materias.

Indignada, ella le respondió:
-¡Estás loco? ¡Me rompo para tener 9 de promedio! ¡Te parece justo que todo mi esfuerzo le pasen a una vaga, que no se preocupa por su carrera! Aunque la persona con quien tendria que compartir mi sacrificio sea mi mejor amiga… ¡¡No pienso regalarle mi trabajo!!

Su padre la abrazó cariñosamente y le dijo:
-¡Bienvenida a la derecha!

Moraleja: Todos somos rápidos para repartir lo que es ajeno.

5 Responses to “Sobre el socialismo…”

  1. Diego dice:

    Esa historia igual es sesgada. Fue lenin el que dijo “el que no trabaja, no come”

  2. Mallo dice:

    Está claro que por mucho que estudiara la chavala no entendia el socialismo, los argumentos de este padre fachilla, son facilmente rebocables. (vease el cmonetario de Diego)

  3. Jose dice:

    Está claro que el padre no entiendió nada… Señor padre, imagínese que nace usted en la más absoluta pobreza, sin posibilidades de salir de ella porque las oportunidades escasean y porque además ya hay mucha gente situada en una mejor posición que usted que le arrebata las pocas oportunidades que tiene. Está muriéndose de hambre pero junto a usted viven personas a las que les sobra de todo y que podrían darle una parte para que su vida fuese más llevadera, o simplemente repartirlas porque no hay ninguna ley universal que diga a quién deben pertenecer las cosas, por lo que lo más lógico sería compartirlas (y eso si además es usted creyente me extraña que no lo tenga ya asumido)… ¿qué me dice? ¿asume esta realidad deshumanizada? ¡bienvenido a la izquierda!

    El problema del padre es que cree que todos los que no tienen (o la mayoría) son unos vagos, y que si él tiene es porque ha sido la persona más trabajadora del mundo, no sabe de las palabras: suerte, oportunidad, diversidad natural, desgracia…

  4. Lucho dice:

    Aunque es una historia graciosa, trae una gran enseñanza.
    Para triunfar hay que esforzarse y el que quiere mas que se esfuerze mas.
    “Al que tiene se le dara mas y tendra en abundancia, pero al que no tiene, hasta lo que tiene se le quitara”

Dejar un comentario...