W: Resize to find out!
H: Resize to find out!
Publicado hace: 13 años

Satan, ¿Dios? o ¿antidios?

Con motivo de un post anterior, recordé este texto que tenía colgado en mi web anterior, en el se explica claramente los verdaderos postulados de lo que podríamos llamar Satanismo, y que como podrán leer tiene poco que ver con la idea que la mayoría tenemos de el.

Sólo por cultura, no pretendo hacer apología del satanismo ni nada parecido, las opiniones vertidas son propiedad de sus autores (esto es porque el server no quiere que cuelgue nada de piratería, hacks, cracks, racismo, terrorismo, satanismo ni brujería)

Satan, ¿dios? o ¿antidios? (The Watcher)

Normalmente nos damos cuenta que los términos “satanista” y “adorador del diablo” son utilizados de manera simultánea e intercambiable, en los periódicos, revistas y programas sensacionalistas, películas de horror, y hasta entre los que dicen llamarse Satanistas.

¿Cuál es la naturaleza, el origen para tal adoración, y es esa una manifestación apropida de la filosofía Satánica? Pues en cuanto a los “Adoradores del Diablo”, o “Diabolistas”, parece que sí lo son. Mientras sigan existiendo en el Mundo Occidental, pueden hallarse entre adolescentes y psicóticos/neuróticos. Alginos de ellos se estarán rebelando contra sus padres, tratando de causar controversia, o de escapar de la realidad. Al actuar así, el Diabolista ha colocado a Satán en el lugar de Dios/Yahveh/Jehová/Jesús. Se ha convertido en un Cristiano a la inversa, pero se halla bastante lejos de lo que es verdaderamente Satánico. Satán es el ‘dios’ de tales personas, pero Satán no es Dios; es Anti-Dios.

“LA CA?DA”
Según la mitología Judeo-Cristiana, el Hombre fue separado de su ‘Creador’ cuando comió del ?rbol del Conocimiento, adquiriendo sabiduría y conciencia de sí mismo. Todo ésto fué prometido, al mejor estilo de Prometeo, por la Serpiente, Satán. Tal acto colocó al hombre en el camino a la divinidad potencial, y así fue como la humanidad cayó de su estado de gracia ante los ojos de Dios. (Gen. Caps. 2,3) La leyenda del Génesis es una elaboración Hebrea de la épica Babilónica de la Creación, la cual nos cuenta que el hombre atrajo sobre sí la cólera de los Dioses al adquirir, de manera similar, el don divino de la sabiduría. También aparece una serpinte. (Origen Caldeo del Génesis, Tratado escrito por G. Smith). Tanto en el Génesis como en las leyendas Babilonias, el tema central es la separación del Hombre de Dios (o los Dioses), después de haber adquirido atributos divinos, por medio de un Ser considerado ‘maligno’ por la divinidad de turno. El don Satánico consistiría pues, en separar al hombre de la subordinación y dependencia divinas, y de las condicones de toal aburrimiento que reinan en el ‘Edén’, lugar en el cual nada cambia, milenio tras milenio, todo por voluntad de Dios. Es precisamente de la adoración de Dios de la que el Hombre es liberado por la ‘Serpiente’, de la misma manera como Satán se liberó a sí mismo y a un alto porcentaje de las huestes angélicas de la tiranía divina, narrado de manera tan brillante por John Milton en su ‘Paraíso Perdido’…

“BLASFEMIA”
La adoración a Dios, cualquiera que sea su tipo, incluendo especialmente la adoración al Diablo, es la negación suprema del Don de Satanás, ya que su promesa a la Humanidad fue de que ‘seríamos como Dioses’, al liberarnos de la tiranía Divina. Los psicólogos modernos lo llaman auto-consciencia; el autodenominado AntiCristo, es decir, el filósofo alemán Friedrich Nietzsche lo llama autosuperación; ambas declaraciones se hace énfasis en el Ser, liberados de los lazos del conformismo rebañero, proclamado por la superstición sacerdotal de la moral de rebaño El único ‘Dios’ al que adora el Satanista es su propio Ser, lo que nos lleva a una entidad Divina concebida por nosotros. El adorar otra cosa que no sea el Ser es despreciar el Don de Satán.

Éste principio fue descrito maravillosamente por Anatole France en su obra ‘La Rebelión de los ?ngeles’. Satán dirige un ataque al Cielo y sale victorioso. Arroja a Ialdabaoth (es decir, Jehová) al Infierno y asume su trono… “Y Satán halló inmenso placer en la adoración y en el ejercico de su gracia; amaba escuchar sus palabras de sabiduría y ver sus muestras de poder…” “Satán, cuya piel había temblado, hace mucho tiempo, con solo pensar en la idea de que el sufrimiento prevalecía en el mundo, se sentía inaccesible a la piedad. Veía a la muerte y al sufrimiento como el feliz resultado de su omnipotencia… el sabor de la sangre de sus víctimas ascendía hasta él como el aroma del incienso… llegó a condenar la inteligencia y a odiar la curiosidad. Se negó a aprender algo más, por temor a que si adquiría más conocimientos podía dejar ver que no lo sabía todo… entonces el denso humo de la Teología llenó su cerebro… los siglos pasaban como segundos… entonces, un día, desde las alturas de su trono, dirigió su mirada a las profundidades del Abismo y vió a Ialdaboath en la Gehenna, donde él mismo lo había encadenado hacía mucho tiempo.

En medio de la Oscuridad sempiterna, Ialdabaoth conservaba su porte altivo. Ennegrecido y destrozado, terrible y sublime, miró hacia arriba, al palacio del Rey del Cielo con una mirada de profundo desdén, y acto seguido tornó la faz. Y el nuevo dios, mientras miraba por encima del hombro, observó pasar ante su turbada conciencia la luz de la inteligencia y el amor. Y he aquí, que Ialdabaoth se hallaba contemplando la Tierra y, viéndola hundirse en la maldad y el sufrimiento… se leantó… y de ahí en adelante se dedicó a instruir y consolar a la humanidad…”

Pero eso no era más que una pesadilla que estaba teniendo Satán. Aún no había comenzado su guerra contra Dios, y se despertó bañado en sudor… “Camaradas” dijo Satán a los que se hallaban a su alrededor, “No! No conquistaremos los cielos! Ya tenemos poder suficiente. La guerra engendra guerra, y la victoria derrota. Dios conquistado se convertiría en Satán; Satán, al conquistar, se convertiría en Dios. Que los Hados me libren de semejante Destino; amo al Infierno que dio forma a mi genio. Amo la Tierra, donde he hecho algún bien… ahora, gracias a nosotros, dios se halla desposeído de su imperio terrestre, y todo ser pensante que habita en ese globo lo desdeña o lo desconoce. Pero qué importancia tiene que los hombres no se sometan a Ialdabaoth si el espíritu de Ialdabaoth se halla en ellos; si ellos, al igual que él, son celosos, violentos, codiciosos, y desdeñan el arte y la belleza?… en lo que a nosotros concierne… hemos derrotado a Ialdabaoth, nuestro tirano, si y sólo si en nuestro interior hemos derrotado la Ignorancia y el Temor. En nosotro, y solo en nosotros, es donde debemos atacar y destruir a Ialdabaoth.”

El Satanista no reza, ni le ruega a Satán, ni realiza ejercicios de doblar la rodilla. Reconoce al dios que habita en su interior y se esfuerza para sacarlo a la luz. Si lleva a cabo rituales o declara sus creencias Satánicas, lo hace solo para evocar los poderes de su propio Ser, latente o lo que sea, y toma control de las energías que sólo hasta ahora están siendo descubiertas por las cincias mundanas.

EL PRINCIPIO SAT?NICO
Quién o qué es Satán? Una figura malévola de aspecto horrible demandando que se le bese el trasero para rendirle pleitesía? Leyendo el Antiguo Testamento y el Libro del Apocalipsis, tal descripción parece ajustarse más a Jehová, como lo reconoció Anatole France. La siguiente descripción del ‘Diablo’, hecha por Paul Carus, autor de la ‘Historia del Diablo’, describe bien la naturaleza de Satán, tal como es concebido por el Satanista moderno: “La Maldad personificada es repulsiva a simple vista.

Pero mientras mas estudiamos la personalidad del Diablo, más fascinante nos resulta. Al principio de su existencia, el Maligno es la encarnación de todo lo que es desagradable, por lo tanto, de todo lo que es malo, malvado e inmoral. Es el odio, la destrucción y la aniquilación encarnadas, y como tal es el adversario de la existencia, del Creador, de Dios. El Diablo es el rebelde del Cosmos, el independiente en el Imperio del Tirano, la oposición a la uniformidad, la disonancia en la armonía universal, el que busca la originalidad, que se opone al orden de Dios, que representa un modo de conducta totalmente distinto; rompe la monotonía que permearía a todas las esferas del Cosmos si todo átomo en perfección inconsciente y con obediencia sumisa siguiera servilmente un curso presecrito deliberadamente.”

Satán puede ser descrito como la encarnación de aquellas fuerzas que nos condcen al progreso, alterando el orden estático donde sea necesario; que lleva al Hombre de su existencia primaria y animal a lo que es verdaderamente ‘humano’. Este es el verdadero significado de la leyenda del Génesis, y de la “Caída” del Hombre de su estado de gracia ante los ojos de ‘Dios’.

Satán no es Dios, sino un Anti-Dios. No demanda ser adorado, l contrario, que el hombre adore al Dios que lleva dentro de SíMismo, y que se esfuerze por llegar a formas mas elevadas de Ser, ya que al obrar así honramos tanto a Satán como a nosotros mismos.

*Tomado de la publicación Satánica “The Watcher”, #5. Traducido al español por Tezcat ©1998 Todos los derechos Reservados

Martes 29 de marzo de 2005 a las 10:13

13 Responses to “Satan, ¿Dios? o ¿antidios?”

  1. Rodrigo Bravo dice:

    Alguna vez en uno de esos momentos de ocio navegando en Internet, caí en una página satanista (así como caí en tu blog) y efectivamente… su ideología primaria es el creer que todo lo que uno logra como ser humano (entiendase: una buen trabajo, una buena familia, un buen automóvil) es producto del esfuerzo de cada uno de nosotros y no de gracias a la ayuda de Dios o porque Dios así lo quizo, como mucha gente lo cree.
    Es por ello que buscan la superación del ser humano en su mas egoísta forma.
    Me sorprende que nadie haya opinado nada al respecto de este texto, puesto que la lectura de este tipo de polémicas es por si misma atrayente.
    Solo como opinión quiero decir que (según lo que yo leí) te faltó mencionar la NO ACEPTACIÒN DEL PECADO.
    Los satanístas creen que la “invención” del pecado es el arma con la que la Iglesia ha evitado que las personas vean mas allá de las posibilidades reales que el ser humano tiene (como adorador de si mismo). Por ejemplo: Piensan que una persona pobre es así porque esa persona nunca se ha preocupado por salir adelante y no merece caridad alguna mientras no haga algo por solucionar su situación, mientras que según ellos la Iglesia promueve la caridad y si tu no das caridad al pobre estás “pecando” pues no estás siguiendo el ejemplo de Cristo.
    La ambigüedad, la polémica y la contrariedad que esto genera nos hace reflexionar en la conciencia que tenemos de lo que es bueno y malo.
    Es por ello que en mi personal punto de vista creo que la clave está en la conciencia que tenemos como seres humanos, siempre y cuando no nos pongamos de uno u otro lado, sino en la autogestión y ética de decidir y saber si un acto es correcto o no, si es pecado o no, si es malo o bueno. Por ejemplo: La eutanasia. ¿Es pecado o no es pecado desconectar a un moribundo? Si creo que es pecado lo será, si creo que actuó de manera correcta y lo desconecto no lo será.

  2. Almadark dice:

    Muchas gracias por tus comentarios Rodrigo, tienes razón, yo también esperaba algún comentario (positivo o negativo) pero no se dio, me parece muy bueno tu comentario, personalmente me ha gustado mucho. Saludos

  3. Gerald dice:

    Es un post :D, no es un comentario, oe Rodrigo Bravo si buscas auspiciador avisa nomas :D

  4. Catrine dice:

    :twisted::mrgreen::neutral::shock::smile::???::cool::evil::grin::oops::razz::roll::wink::cry::eek::lol::mad::sad:!!!!!! y no spy tonta!!!!!!!!!! yo soy la mas lista xk he pasado a cuarto de la eso y las mas wapa!!!

  5. gaston dice:

    pido saber si ser un satanico es malo. ¿por que?

  6. alex dice:

    :oops:satan es nuestro rey
    :evil:

  7. cecilia dice:

    a todos los q les atraiga el satanismo les dejo esta web q es de las mejores q encontre sobre ocultismo http://www.mutter.com.ar

  8. konsu dice:

    yo creo arto en dios

    y los que creen en el diablo

    no saben lo que asen ya que

    son weones

    por que

    no pueden comparar a dios

    satan es lo peor de la vida

    aliarse con el

    es un error que nunca te

    va a dejar en pas

    y nunca vas

    a poder vivir tranquilo

    con satan como tu dios

    o tu idolo

    a si que a esos

    que se encuentran tan

    cool solo

    por que

    lo sigen o por que

    en cuentran que es lo

    mejor

    aprendar a no seer ignorantes

    y saber elegir

    tontos ya que no saben que

    estan asiendo con su

    vida

    xaoooooo

  9. vania dice:

    la verdad, a mi me es indiferente la existencia del diablo, con tal q no se meta con migo :P
    creo en la existencia de fuerzas mayors a la humana, y por orden de la naturalesa tiene q ser una negativa y otra positiva, y conforme fue pasando el timepo, nostros les atribuimos mas caracteristica,s las cuales mezclamos con nuestras creencias, y finalemente de aqui parte la religion, por tanto actualemnte estas fuerzas, son conocidas actualmente como dios y el demonio, por tanto segun lo que creo, ambos merecen respeto por ser de fuerza mayor, pero ninguno merece adoracion, esto implica no seguir sus reglas. los humanso somos seres razonables, y sabemos diferenciar lo bueno de lo malo, no necesariamente por la exiistencia de un demonio o un dios. asi que teoricamente si queremos ganarnos el cielo, no es necesario seguir los mandameintos, si no hacer las cosas que creemos buenas a nuestro criterio, esto implica vivir a lo maximo posible, sin causarnos daño y sin causar ningun tipo de daños a los demas, ais que mi querido dios y zatanas, se que existen , pero esta creyente no los ve de la forma q posiblemente la historia de la iglesia quiere q los vea

  10. nibal2 dice:

    para creer en dios se necesita fe…
    para creer en satan c necesita conocimiento…
    para creer en uno mismo c necesita confianza y autoconocimiento…

    sea el pensamiento ke se tenga vale la pena cuando t lleva a la superacion…
    no es bueno creer en un libro sacro si solo lo haceptas, cmo un niño que recibe un dulce. Hay que meditarlo, sacar tus propias conclusiones y no dejar que te metan el dedo en la boca. La mejor manera de buscar la verdad es encontrarla dentro de uno mismo, y en el medioambiente que te rodea…

    hoy mas que nunca, cuando hay atentados terroristas en nombre de un dios, hay que evolucionar, d que sirve un dios si no t genera amor para los ke t rodean????… tampoco el cristianismo puede referirse a este tema (n c olviden de las cruzadas)… no c puede vivir solo, somos animales sociables que necesitan amigos para vivir.

    tienes mas escritos para leer sergio???

  11. Anónimo dice:

    Dios es todo poderoso y le puede ganar als huestes del mal… solamente hay que entregarle el corazon a el y obrara de manera marabillosa en sus vidas no pierdan esta gran oportunidad,DIOS AMA A TODO EL MUNDO Y NO QUIERE QUE NADIE SE PIERDA,

  12. roberto caro dice:

    aaaaaaaaarrrggghhh dios y satna son huekitoss!! puras mierdas ..cuentos judios para la conkista del hombre

  13. logaritmo dice:

    crean en ustedes mismos y en nada mas…la vida esta asi por nosotros pq somos una cagada,,,

Dejar un comentario...